29 mayo 2017

Kim Kardashian se desnuda para Playboy

En sus 32 años de vida, Kim Kardashian ha hecho muchas cosas. Saltó a la fama al protagonizar un vídeo porno casero con el cantante de rap Ray-J por el que logró una indemnización de 3,8 millones de euros de la mayor productora de películas pornográficas del mundo, Vivid Entertainment, que lo había distribuido sin su consentimiento. Se ha desnudado para Playboy. Ha protagonizado un matrimonio que duró 72 días con el jugador de baloncesto Kris Humphreis. Y ha participado en una lista de reality shows capaz de llenar una filmoteca, y de procesos legales que daría lugar a varias tesis doctorales en Derecho.

Pero que nadie piense que la chica no tiene cualidades intelectuales: su autobiografía, titulada Kardashian Konfidential, escrita a medias con sus hermanas Khloé y Kourtney alcanzó hace justo dos años el cuarto puesto de la lista de bestsellers de The New York Times.

Lo que nunca nadie pensó es que Kim Kardashian fuera a protagonizar un capítulo de la Primavera Árabe. Pero así ha sido. La celebrity fue recibida el viernes en el emirato de Bahrein con gritos de «Allahu akbar, Dios es grande». No es que los bahreiníes dieran gracias al Creador por haberles llevado a la siliconada celebrity, que cobra más de cuatro millones de euros al año por no hacer nada, sino al contrario. Como decía una pancarta «Nuestras tradiciones nos impiden acoger a estrellas del porno». Pocos días antes, la oposición había tratado, sin éxito, de aprobar en el Parlamento de Bahrein una norma en virtud de la cual se prohibía la entrada en el país de la bella Kardashian.

La policía de Bahrein replicó en la forma en que es habitual en ese país desde que estallaron los primeros disturbios, hace casi dos años: cargando contra los manifestantes con botes de humo. Al menos las autoridades tuvieron la deferencia de no llamar a sus aliados de Arabia Saudí, que virtualmente ocupan el emirato para evitar que la mayoría de la población, chií -y cercana a Irán- derroque al actual Gobierno, de la secta suní.

Nada de todo esto afectó a Kim Kardashian, que había ido a Bahrein para inaugurar una tienda de la cadena de batidos Million of Milkshakes. «Ha sido una día muy divertido» tuiteó al final de la jornada, antes de irse del emirato.

La Primavera Árabe puede continuar sin ella.

1980: Nace en Los Angeles. Su padre, Robert Kardashian, es el abogado de O. J. Simpson. 2007: Salta a la fama por participar en un vídeo porno casero con el cantante de rap Ray J. 2010: Sus ingresos se estiman en cuatro millones de euros anuales. 2011: Se casa con el jugador de baloncesto Kris Humphries. 2012: Visita Bahrein y Kuwait.

No hay comentarios:

Publicar un comentario